Precio de un producto: ¿Como determinarlo?

2018-10-05T19:48:16+00:00

El éxito de tu empresa se basa en los ingresos que esta genera mes a mes. Con ellos, permites la permanencia de tu compañía frente a un mercado en el que la competencia, abunda. Por lo que, determinar el correcto precio de un producto, debe ser una tarea que debes realizar con mucho detenimiento. La idea es que tu producto, pueda seguir siendo accesible. Sin que esto signifique pérdidas monetarias para la empresa. No debes sobrevalorar, pero tampoco subvalorar el precio de tus productos y servicios. Cada cosa tiene un precio indicado. El cual, funciona para posicionarse.

Tu misión al determinar el precio de un producto, debe ser buscar cuál es el más idóneo. Para que tu producto no pierda validez, pero mantenga su rotación en el mercado global. Existen ciertos criterios a los que debes ajustarte para determinar el precio ideal de las cosas. Te ayudaremos a que tengas en cuenta algunos de ellos a la hora de etiquetar los productos en tu negocio. De esta forma, no perderás tu capital, ni mucho menos a tu clientela. Ya que, un precio mal calculado y elevado, podría hacer que tus compradores se cambien a una empresa más económica.

Debes tener en cuenta el gasto que genera el producto para llegar a ti…

Con esto estamos hablando de los costos de obtención del producto. Es decir, el valor con el que tus proveedores te entregan la mercancía. Primeramente, debes tener en cuenta buscar buenos proveedores. Si compras más económico, puedes vender más barato. La ventaja de elegir bien a tus proveedores es que puedes jugar con los precios. De esta forma, podrás estar por debajo del precio de tu competencia y seguir viendo ganancias. Si calculas el precio de un producto comprado de forma más económica, podrás establecer un margen de ingreso mayor.

Si el caso es contrario, tampoco puedes apostar a perder dinero con tal de mantener los precios bajos. Ya que, si decides hacerlo a la larga esto podría traerle complicaciones a tu empresa. Nunca, debes establecer el precio de un producto por debajo de lo que te costó. Al menos un 30% de precio total de compra. El precio debe ser lo que te genere en ganancias dicho producto. Si por el contrario, tú mismo eres el fabricante de tu producto los costes de materia prima son diferentes y por ende los precios.

Entonces, debes calcular cuánto dinero te toma generar cada producto de manera individual. Para ello, sumas los costos generales de materiales que empleas y lo divides por la cantidad de unidades que generes. Esto, te dará el costo individual de fabricación de tu producto. Ya con ese monto, puedes establecer el precio de un producto. Teniendo en cuenta, la ganancia que te generará. No olvides que al ser fabricante, debes incluir el trabajo de elaboración que emplea como parte del costo inicial.

Los gastos administrativos son otro criterio a evaluar…

Este es un criterio que debes tener en cuenta al determinar el precio de un producto. Puesto que, si no le prestas la atención necesaria te generará graves problemas. Si lo que se supone deberían ser ganancias se te va de las manos pagando nómina o arrendamiento, estas mal. Para evitar caer en este trágico error, debes sumar a tu estructura de costos los gastos fijos que genera la empresa. Para ello, debes estar al tanto de todas las cuentas por pagar de la compañía, evitando que queden cabos sueltos. Todos los gastos empresariales entran en este criterio de cálculo.

El precio de un producto tomando como base su costo y los gastos empresariales, mantendrán la compañía a flote. De este modo, los servicios públicos, el alquiler del inmueble y el pago del condominio deben ser parte del costo. Además, el salario de tus empleados e incluso el pago de tu propio salario o ganancia. Debe verse reflejado en esa estructura de costo. Para que el precio de venta de tu producto, cubra el pago de las exigencias de la empresa. Establecerte un salario, debe ser algo real. Puesto que,  te ayuda a darte una visión de cuánto debe generar tu compañía mensualmente.

El precio de un producto puede variar según el valor agregado del mismo…

Si tu producto está generando una necesidad muy grande puedes jugar con el incremento de su precio. Ya que, la demanda aumenta y el precio de un producto de tu compañía también puede hacerlo. Para implementar este criterio, debes tener en cuenta si realmente tu producto posee un valor agregado digno y real. De este modo, puedes aspirar a generar más ingresos con la venta del mismo. El valor agregado de tu producto, lo determinará el impacto que cause en el mercado global. La potencia con la que lo recibe tu target elegido es determinante para este criterio.

No puedes elevar el precio de tu mercancía, si los compradores pueden encontrarlo fácilmente en otro lugar. Por eso, antes de incrementar tus precios basándote en el valor agregado que pueda tener tu producto. Debes asegurarte de la exclusividad de tu producto o servicio en el mercado que engloba tu compañía. Estudiar los factores que hacen única tu idea de negocios y los productos que genera tu empresa. Te harán capaz de calcular el precio un producto, estimando su carácter de único en su especie.

Para llevar a cabo este criterio de determinación al precio de un producto. Siempre, debes estudiar la competencia. Un producto posee su valor agregado, mientras mantenga su carácter de exclusividad. Por lo que, si la competencia obtiene un producto que resuelva la misma problemática del tuyo, debes estar atento. Pues la clientela, buscara la opción más económica siempre que pueda hacerlo. De ser así, debes ajustar tus precios a un valor en el que ganes lo suficiente. Aunque, debas olvidarte de la ganancia por valor agregado de tu producto.

Determinar el precio de un producto ¿Qué criterios usar?

¡Vigila los movimientos de tu empresa! Tu presupuesto y los precios dependen de ello

La idea de crear una empresa es que te ayude financieramente, no causarte gastos innecesarios. La primera inversión es la que más tarda en demostrar sus ganancias para la empresa. Sin embargo, siempre llegan si sabes establecer el precio de un producto. Es un hecho que, el precio de un producto debe estar acorde al mercado. Sin embargo, no por debajo de tu reglón de ganancias. Si no generas ingresos para cubrir los gastos de la empresa y ver un crecimiento financiero. Sentirás que has trabajado en vano, no es la idea si decidiste emprender una compañía.

Por ello, siempre debes estar al tanto del movimiento mensual y anual de tu compañía. Así como evaluar regularmente el aumento en tus costos de operación, si llegarán a suscitarse. Si este fuese el panorama, debes estudiar la posibilidad de incrementar el precio de un producto o de los necesarios. Para sostener el funcionamiento de la empresa, debes tomar las medidas para que eso ocurra. Sólo si vigilas los movimientos de tu compañía estarás al tanto de esto.

Lo ideal al aumentar el precio de un producto es que lo hagas gradualmente y no de un sólo golpe. Esto, evita impactar repentinamente en el bolsillo de tu cliente. Así, podrás mantenerlo comprando en tu empresa. Debes tener en cuenta que, tu compañía es tu entrada de dinero. Por eso, debes lograr que cumpla ese cometido. Un buen cálculo en tus precios asegura el éxito de tu negocio y la permanencia en el mercado.

Wexpage es una empresa especializada en el desarrollo profesional de servicios de diseño web y marketing digital a medida.

Desde 2010 brindamos servicios exclusivos y de alta calidad a nuestros clientes en todo el mundo. Nuestro equipo de trabajo está altamente especializado en el desarrollo de sitios web. Además de la gestión estratégica de marketing online. Teniendo en cada uno de ellos como minimo 5 años de experiencia.