Producto viable: ¿Como crearlo la primer ves?

2018-10-05T19:48:21+00:00

Si quieres salir al mercado debes hacerlo con un producto viable. Puesto que, es la mejor manera de lograr el éxito. Para poder entrar al mercado debes presentar un producto que genere viabilidad. Para ello, debes crear una especie de Beta, prototipo o adelanto de lo que será tu producto final. La idea de que elabores un primer producto permite a tu empresa recoger información de la clientela sobre dicho producto. Con la visión de poder aprender nuevas cosas, futuras mejoras sobre el servicio sin tener que aplicar mucho esfuerzo.

Crear tu primer producto viable, te ayudará a enfocar mejor la visión que quieres genera al final. Explorar la viabilidad de manera inicial, te permite modificar ciertos aspectos de tu producto hasta obtener el resultado que deseas. Es muy importante, someter tu producto inicial a este tipo de sondeos en el mercado. Podrás revisar su comportamiento en cuanto a ventas y analizar la aceptación que pueda tener en los posibles compradores.

La idea de generar este tipo de productos es potenciar una búsqueda financiera. Es decir, más que apuntar a incrementar los ingresos de la empresa. Pretende, funcionar como un mecanismo de evaluación de tu producto en el mercado. Si elaboras un buen producto viable; el cual cuente con un éxito bien fundamentado. Seguramente, tu empresa saldrá al mercado sin ningún problema. Este tipo de creaciones te dará un panorama del alcance que podrás tener con tu compañía si tu producto es bien recibido.

Todo producto viable comienza por lo más pequeño…

Debes tener en cuenta siempre que, la elaboración de tu primer producto viable es una cuestión de estudio. Tu producto va a funcionarte como un encuestador. Con tu primer producto, comienzas a responderte muchas preguntas a las que no le encontrabas respuestas. La viabilidad de tu producto definirá primeramente, si existe un mercado para lo que será el producto final de tu empresa. Por lo que, esta versión primaria de tu producto es como una especie de anzuelo. Si logras detectar una necesidad en los compradores con tu primer producto, irás bien encaminado.

No es necesario que generes la totalidad del producto de tu empresa, en primera instancia. De este modo, elaborar un producto viable te permite ahorrar tiempo y recursos de tu compañía. Hay muchas maneras de generar productos que demuestren vialidad comercial. Sin embargo, siempre debes procurar someter estos productos o servicios a la prueba del mercado. Ya que, podrás saber si tu producto va a ser exitoso. Definitivamente, son los compradores de tu marca quienes te lo dirán. Inicia con una muestra, la cual te permita demostrar las cualidades básicas que se verán en tu producto final.

El llamado Producto Mínimo Viable, te posiciona en una técnica de experimentación global sobre el target de tu empresa.  Desde el momento de la salida del producto al mercado, debes estar muy atento al comportamiento de los clientes interesados. Un primer producto, por pequeño que sea, siempre va demostrarte si existe una problemática que podrá resolver su existencia comercial. Aplicar este método de experimentación de viabilidad, te demuestra cómo será el desarrollo de tu producto final. Una vez que esté en el mercado, no puedes dejar de analizar su viabilidad real.

La idea del producto viable es ver cómo reacciona tu target

Ni siquiera hace falta una fabricación física para ver las cualidades de viabilidad de un producto. Hoy en día, tu empresa puede sugerir el lanzamiento de un producto viable, antes de generarlo. Ya con eso, puedes empezar a estudiar el impacto que tendrá este producto de tu empresa en el mercado global. Una buena manera de aclarar esta idea es con las llamadas páginas de aterrizaje o landing page.

Generando una de estas páginas de aterrizaje, le permites a tu producto viable explicar qué necesidad piensa cubrir en el mercado luego de su lanzamiento. Es como generar una expectativa, de la previa de tu producto final. La expectativa genera curiosidad en los compradores. por lo que, el estudio de la vialidad de producto empieza desde allí. La idea, es que uses estas páginas para anunciar la solución a la problemática del mercado que tu producto cubrirá. Un buen diseño de página, más las características y fotografías de tu producto son necesarias en este método.

Si logras hacerlo efectivamente, tendrás la atención que necesitas por parte de los compradores. Tu producto viable, será un éxito incluso antes de su lanzamiento. Con esta idea estudias, incluso, las estrategias de marketing que podrías aplicar a tu producto final. La ventaja de la landing page es que resulta un recurso muy económico de materializar. Por lo que, es una medida excelente si se trata de tu primer producto. Mediante estas páginas, también mantienes contacto con los posibles compradores de tu producto final. Por lo que, es un recurso que vale la pena utilizar.

Crea un Producto viable para empresas

Ten en cuenta que el primer producto viable no es el fin del camino

Estamos hablando de una primera etapa y aún queda mucho por recorrer para llegar a lo que será el producto predilecto de tu empresa. Debes tener muy en claro esa visión, si no corres el riesgo de estancarte en este punto. Lo menos que deseas es no avanzar en el desarrollo de tu compañía. Tu principal motor es poder generar productos finales. Estas tomando la decisión de crear un primer producto viable para estudiar el comportamiento de tus clientes. Por lo que, debes seguir avanzando, hasta lograr el producto que los compradores realmente necesitan en el mercado.

Para evitar quedarte fijo en este modelo de estudio. Debes plantarte tiempos de creación del primer producto, tiempos de estudio de la clientela y tiempos de transformación del producto. De esta manera, estarás marcando desde un principio cuando avanzar, luego de que tu producto viable este en el mercado. Recuerda que, este producto tiene la finalidad de establecer la viabilidad con el cliente. Mas no, de permanecer como el producto elite de tu compañía a largo plazo.

Si haces caso a tus tiempos establecidos, cada paso habrá realizado el cometido con que lo concebiste. Tu producto viable podrá ir encaminado a volverse el producto final que el mercado necesita. No es necesario que gastes tantos recursos de tiempo o de dinero en este primer punto. Ya que dichos recursos, los necesitarás para cuando tu producto final se enfrente a la competencia en el mercado global.

Tu primer producto viable no debe ser visto como un prototipo…

Esta es una clave de oro al momento de generar un producto inicial de manera exitosa. Ten en cuenta que, un prototipo se basa en la calidad del producto más que en cualquier otra cosa. Lo que persigue esta medida es meramente objetual. Estudiar las cualidades del producto, no es la visión en la que se fundamenta tu primer producto viable. Además, los prototipos generan el gasto del recurso. Los cuales, son mucho más elevados. En relación con los gastos que genera un producto que está buscando medir su viabilidad en el mercado global.

¡El producto viable es un experimento! Por el cual, las cualidades físicas del producto no deben ser tu mayor preocupación, al menos para ese momento. La calidad real del producto debe estar presente en el producto final que saldrá al mercado. Por lo que, no debes estudiar el desarrollo del producto, sino el de tus clientes. Esa es la premisa con la que debes ejecutar tu primer producto mínimo viable. Recuerda que, la viabilidad de este te dará luz verde para avanzar en el producto final, ofrecido por tu empresa.

Wexpage es una empresa especializada en el desarrollo profesional de servicios de diseño web y marketing digital a medida.

Desde 2010 brindamos servicios exclusivos y de alta calidad a nuestros clientes en todo el mundo. Nuestro equipo de trabajo está altamente especializado en el desarrollo de sitios web. Además de la gestión estratégica de marketing online. Teniendo en cada uno de ellos como minimo 5 años de experiencia.